Nuevo caso de éxito: Azul Picardía

💙 Somos Flor y Martin, compañeros de vida y aventuras, papás de Lorenzo (hoy 11 meses 😍) el motorcito e inspiración de esta familia 😍. Esta historia que hoy escribimos juntos a la par comenzó allá por junio de 2013, cuando todavía éramos unos simples estudiantes universitarios.

De hecho, así nos conocimos, éramos compañeros en la facu.


💙 Tanto Martín como yo tenemos nuestra formación de grado y posgrado en el área de las ciencias (si, aunque no lo crean). Ambos trabajamos en investigación y somos además docentes universitarios en la facultad en la que nos formamos. Martin, investigador nato y apasionado 👨‍🔬. Yo, docente de alma 👩‍🏫. Mi felicidad cuando doy clases es comparable a la de un perro con dos colas, imaginense, así de grande. Pero de investigadora, poco y nada, y ahí es dónde comienza a gestarse muy silenciosamente el inicio de este emprendimiento.


💙 A principios de 2019, luego de dos largas estadías en el exterior, yo en Brasil y Martin en Canadá, que nos mantuvieron separados por unos eternos e interminables 7 meses (por razones de trabajo obvio 🙄), hicimos una apuesta aún más grande en este proyecto de vida que tenemos en común. Decidimos que era momento de agrandar esta familia de tres (porque Bianca nuestra perrita también cuenta 🥰).


💙 Así, es como el 2 de agosto de 2019, después de casi 5 meses de búsqueda una segunda muy tímida rayita se hacía presente en el test de embarazo para anunciarnos que finalmente seríamos cuatro 🤰. Por supuesto que no cabíamos en nosotros de la felicidad. 5 meses parece poco, y si quizás lo sean, pero cuando se desea tanto algo puede resultar una eternidad. Hoy, más que antes, entiendo que todo pasa por algo, y que todo se da en el tiempo en el que se tiene que dar. Pero les cuento algo más curioso todavía. 🤔


El día antes de confirmar que estaba embarazada, había hecho un arreglo en el trabajo con unos investigadores de España para ir a hacer una estancia de investigación allá por 3 meses. Con lo cual, con Martin, que siempre me apoyó y me apoya incondicionalmente en todo, ya habíamos decidido que entonces se suspendía momentáneamente la búsqueda del 👶 (aunque él ya estaba ahí! 😍). Y se estarán preguntando “¿pero por qué señora?!!”


Cuando inicié mi carrera de posgrado, allá por 2016, la empecé con mucho entusiasmo, con muchas ganas 🤩. Pero en el medio, como quien diría, “pasaron cosas”. La cuestión es que ese entusiasmo y esas ganas del principio fueron mudando, poco a poco y con el correr de los años, a desilusión y desmotivación. Y todo lo que esos sentimientos conllevan 🙄😤.


Esa oportunidad de viajar a España, era LA oportunidad que estaba necesitando, deseando y buscando desde hacía mucho tiempo. Por alguna extraña razón necesitaba revivir “mi amor por la ciencia” (claramente me negaba todavía a escuchar esa voz interna que me decía que no era por ahí 🤦), y estaba segura de que con una experiencia como esa lo conseguiría.

Tanto lo desee que lo manifesté, pero al mismo tiempo se manifestó mi deseo de ser mamá. No les voy a decir que no senti algo de desilusión cuando por esas tan esperadas dos rayitas quedó obviamente cancelado el viaje a España, porque les estaria mintiendo. Realmente queria ir a España y "salvar" mi vida profesional, si es que aun habia algo por salvar 🤷‍♀️. Pero por otro lado, una gran parte de mi, sintio un fuerte alivio.


Dentro de mi crecia el amor mas grande de mi vida, y eso me movilizó hasta la fibra más íntima. Lolo llegó para cambiarlo todo, todo. Ya no era yo. Era una version de mi totalmente renovada y mejorada. Una version de mi que ya no queria conformarse, que ya no queria seguir lamentandose y autocompadeciendose.


Cuando Lolo nació, yo nací con el. Como mamá y como mujer. Y nació en mi la determinación para modificar, de alguna forma, ese presente laboral que tan infeliz me hacia (y aun me hace 😓). El primer quiebre definitivo fue cuando Martin se recibio.


Martin es un profesional de la ostia (ni hablar como persona obvio 😍). Él escribio su tesis final de posgrado en 3 meses. Una tesis tremeenda, la mejor que vi en mi vida. Y Se recibió de Doctor en Ciencias Químicas (el mismo titulo que obtendre cuando finalmente presente mi tesis), 10 dias despues del nacimiento de Lolo.


La pasión con la que hizo todo, y la emoción de él ese dia que obtenia el mayor grado academico al que se puede aspirar, creo que jamas la vi en nadie. Y ese fue el quiebre para mi. Ahi reconoci y acepte que yo jamas habia sentido algo asi en todos mis años de carrera, y que jamás lo sentiria. Todo lo contrario. De hecho, me generaba los sentimientos totalmente opuestos. Y entonces dije basta.


Durante los meses que duró mi licencia por maternidad, muy por lo bajo, y muuy por dentro, como quien no quiere la cosa, fui soñando y diseñando este proyecto. Lolo habia inspirado en mi una pasion enoorme por el mundo de la maternidad y los bebés.


Cuando se termino mi licencia por maternidad (septiembre de 2020) y me tocó volver al ruedo (virtual obvio, pero eso no implica que por eso fuera menos denso), los fantasmas también volvieron. Y los miedos (al fracaso, a la frustración, al qué diran, a cómo iba a mantener a Lolo si dejaba todo, etc.) se agolparon adentro mio y me paralice. Una vez más me paralice, me quede quieta y me conformé 😓.


Octubre de 2020. Quienes hoy considero como mis mentoras (y lo saben porque se los he dicho y les he agradecido por todo lo que inspiraron en mi 🥰), cumplian 2 años en su emprendimiento del amor y en el festejo lo dieron todo. Y ese fue el segundo punto de quiebre para mi. Fue tal el grado de deslumbramiento que me generó todo su trabajo como emprendedoras, que me enamore 😍.


Me enamoré, y me dije a mi misma, "es ahi, es ahii, ahi está tu corazón", y es perfecto!! Y después de rumiarlo durante un mes, recuerdo que fui y le dije a Martin. "Ya se, ya se lo que quiero, ya se lo que necesito, ya se como, ya se cómo trabajar de lo que amo y va a ser algo totalmente mio, nuestro".


Obvio Martin me preguntó cómo. Le expliqué. Me miró, como mira él. No le convenció, pero confió. Confió en mi como siempre, y esa confianza fue el empujón final que yo necesitaba.


No les miento. Una semana después ya tenia todo organizado, aunque aún faltaba algo, un pequeño gran detalle... el nombre 🤭. Habia escrito muchos en un word, pero ninguno nos enamoraba. Hasta que una tarde simplemente llegó. Y llegó de la manito de él, como no podia ser de otra forma.


Una tarde estabamos los tres en el living, como de costumbre, y Lolo (de 7 meses en ese momento) estaba haciendo de las suyas. Sus chuckisiadas (por chucky obvio), como le decimos nosotros 🤭. Nosotros nos reimos. Él nos mira. Creo que nunca se le habian notado tanto los ojos azules como en ese momento. Su carita lo fue todo. Nos miraba con una "picardia" y una inocencia unicas. Tanto que le dije "mirate la carita de picaro que tenes!!". Y al segundo despues, lo miro a Martin y le digo con una sonrisa de oreja a oreja, "ahi esta!! Ese es!! Ese es el nombre!! AZUL PICARDIA!!" Y lo amamos!!


Dias despues ya tenia todo. El logo, los diseños, la paqueteria, la principal marca con la que trabajariamos (obvio, las genias de Happy Life), el amor y las ganas. Y llegó el dia, 13 de noviembre. Esa tarde, con la ayuda de mis hermanas, abrimos la pagina de instagram y de facebook, y por dentro me dije "ya esta, ya no hay vuelta atras, es ahora o nunca". Y así, le dimos oficalmente la bienvenida a Azul Picardia, Miniprendas con actitud.


Este proyecto familiar que hoy les presentamos y del que ahora ya conocen su historia, sus orígenes. Un emprendimiento hecho de sueños y acción, como digo siempre. Una tienda inspirada por y para bebés. Donde no solo van a encontrar ropita hermosa para sus babys, sino amor tambien. Mucho amor del bueno y mucha dedicacion. Acompañarlos con nuestras miniprendas en esta historia de amor entre ustedes y sus bebés es lo que nos hace felices 🥰…


¿A quién van a encontrar en cada rol dentro de la tienda? Aquí se los detallo 😉👇


Redes, marketing, contenido, compras y ventas, y atención al cliente ==> Yo, la intensa, Flor, quien les habla en todos lados y a quien ven en todas partes 🤭.


Area contable, tesoreria, inversiones y logística ==> Martin, obvio 😍.


CEO y Dirección Ejecutiva General ==> Lorenzo, pues obvio mi ciela 😂.


Y colorin colorado, esta historia ha terminado (por ahora 😉). Gracias por acompañar y apoyar este emprendimiento desde sus inicios. Hoy ya son más de 7 meses de Azul Picardia y sólo tenemos palabras de agradecimiento. Azul Picardía es lo que es hoy, gracias a ustedes.


¡Gracias Flor, Martin y Lolo somos felices que sean parte de Happy Life, gracias por abrirnos su puerta, por el cariño que siempre nos tratan y por siempre confiar al 100% en nosotros!


Conocelos:

Tienda Online: https://www.azulpicardia.com.ar/

Intagram: @azulpicardia.bebes

97 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo